lunes, 10 de diciembre de 2012

Los GT 2002 conquistan la tierra prometida

Yon Taberna (Entrenador GT 2002)

El viaje a la conquista de nuevas tierras comenzaba la madrugada del jueves, en concreto a las 6,45 de la mañana, allí nos reunimos todos con absoluta puntualidad, después de una pequeña reunión quedamos en parar en la población de Alfajarín e iniciamos el viaje en los coches, el amanecer nos sorprendió pasando Navarra y entrando en la provincia de Zaragoza. Cuando nos acercábamos a la población de Alfajarín empezaron los primeros problemillas ya que unos cuantos integrantes de la expedición se habían pasado de largo y no podían regresar, por lo cual la nombrada expedición se partió en dos, aquellos que acertaron con la desviación y los que nos pasamos de largo (por cierto la gran mayoría), primer S.O.S. a Donostia había que ponerse en contacto con aquellos que habían acertado, una vez solucionado proseguimos el viaje. La consigna fue ir derechos al albergue donde nos alojábamos.

Segundo problemilla a la vista, dos coches nos perdimos en los aledaños de Barcelona, ya que el G.P.S. nos enviaba a una carretera cuya existencia era más que dudosa, hasta que lo dimos por imposible y no nos quedó otro remedio que adentrarnos en Barcelona, con lo que ello conllevaba, total una hora de pérdida y todos los niños comidos menos los tres y el entrenador que veníamos en los dos coches.

Bueno llegada al albergue colocación de maletas, comida a todo meter y salida programada para el primer partido. Dicho desplazamiento se producía en un autobús programado por la organización del Torneo, primer momento de tensión ya que era la primera vez que nos encontrabamos con nuestros rivales y amigos de Manresa. La llegada al polideportivo fue el momento de mayor excitación por parte de los jugadores, se veía en sus caras el ansia por jugar su primer partido. 

El torneo para nosotros comenzaba contra el Grup Barna y bajada de los cielos a la tierra, nos derrotan por veinte puntos, pero enseguida nos resarcimos al triunfar contra el Manresa. Ducha en el Polideportivo ya que el albergue sólo disponía de tres duchas e iba a ser más lento y corriendo al autobús de la organización que nos llevaría al albergue para cenar. La cena comprendía un pure de verdura (adiós, ya empieza la guerra para la comida, eso pensaba yo, pero no....... todos comieron como leones) y hamburguesas con patatas y Kepchup, eran las diez y cuarto y los entrenadores les daban hasta las once de tiempo libre, pero el cansancio pudo con nosotros y para las once menos cinco estaban todos soñando con los angelitos o con los demonios que les esperaba al día siguiente.

Ocho de la mañana y diana para todos, a desayunar, cola-cao y galletas para todos, después hora de lavarse los dientes y al autobús, había que ganar los tres partidos para poder llegar a la final, pero nada más montarnos en el autobús vinieron las malas noticias, el Manresa equipo al que nosotros habíamos ganando el día anterior de ocho puntos había perdido contra uno de nuestros rivales de más de sesenta puntos, uffff que duro va a ser esto.

Primer partido del día y primera victoria, bueno a ver sino va a ser para tanto...... nos cambiamos y otra vez al autobús para ir a comer a nuestra "casa", doce y media del mediodía y a comer pocas ganas y de primer plato canelones de espinacas, ayayayay hoy no comemos, pero de nuevo sorpresa, excepto dos jugadores, todos se lanzaron hacia el plato, una vez finalizado limpiar el plato en la basura y sentarse para el segundo plato, pollo asado y aquellos dos que no habían comido todos los canelones se tenían que comer todo el pollo (lo cual cumplieron sin mucha dificultad) vuelta a limpiar el plato y esperar el postre. Finalizada la comida corriendo ha hacer la bolsa que nos vamos a jugar dos partidos.

En el autobús empezamos a hacer buenas migas ya con los jugadores del Manresa y las risas y bromas entre unos y otros fueron ya continuas hasta nuestra partida. Cuarto partido contra el Claret y victoria clara, bueno nos queda sólo uno para conseguir llegar a la final, pero el más duro de todos el rival que nos esperaba, el Santa Coloma era un equipo de un año mayor y de la A-1 de Barcelona.

Media hora antes del inicio del partido nos reunimos en el vestuario y se les empieza a explicar que los contrarios nos harían 2x1 continuamente por medio de una zona press que utilizaban, se les intenta convencer de que son capaces de salir de esa presión a través de unos movimientos sencillos, pero lo mejor era la cara de los jugadores, ni idea de que era una zona press, quejas porque eso no está permitido y a la vez intentando captar lo que decían los entrenadores, espero no volver a ver esas caras, porque parecía que estaban viendo un marciano o algo peor, jajajja lo que nos reimos los entrenadores recondando las caras.

Salimos al campo y el rival no estaba, pasan cinco minutos y el rival seguía sin aparecer, varios jugadores se acercan a los entrenadores para hacerles la apreciación de que el partido lo habíamos ganado por incomparecencia y que aunque viniese el otro equipo ya habíamos ganado, les decimos que no que hay que ganar en el campo y ellos insisten en que nos fuésemos ya que habíamos ganado el partido, la zona press era una pesadilla para ellos, no sé lo que se imaginaban que era eso (el monstruo del Lago Ness, o algo parecido). Total que se acerca Oriol y nos comunica que el equipo contrario se había despistado y pensaba que era a las seis y no a las cinco pero que ya estaban llegando. Se jugó el partido y paso lo que tenía que pasar que los 2x1 y no la zona press, nos mató.

Ducha en el Polideportivo y al autobús para volver a nuestra casa, en el autobús nos enteramos que Manresa sería nuestro rival al día siguiente por el tercer y cuarto puesto. En el mismo autobús Cristina y Judith (entrenadoras del Manresa) nos comunican que tienen una sorpresa para los chavales, discoteca en el albergue.

La cena consistia en una ensalada de arroz y de segundo butifarra, después de recoger toda la mesa al finalizar se produjo una reunión con el equipo en el mismo comedor en el cual se les transmitió la sorpresa que les tenían preparado las entrenadoras de Manresa, oye no hubo ni una sóla queja y yo que pensaba que alguno le iba a dar verguenza... pues no al contrario.

Preparamos la sala que nos había prestado la dirección del albergue y les hicimos pasar. Yo seguía pensando que allí no iba a bailar ni el tato habiendo chicas de por medio, jajajaja que ingenuo soy, se lanzaron a la pista y les animaron a sus nuevos amigos pero con las chicas no pudieron. Once de la noche y a la cama que mañana había que hacer un último esfuerzo, pero estábamos más descansados que el día anteror y nos costó dormirnos, pero bueno a las doce estábamos todos planchando la oreja.

Ocho de la mañana y de nuevo diana, a desayunar esta vez cola-cao y magdalenas, vuelta a lavarse los dientes y ha hacer la maleta y la mochila porque era el último momento que disfrutaríamos de la casa, los dos encargados de las habitaciones una vez que salieron todos revisaron las habitaciones para que no se quedase nada y por si acaso una última vuelta del gitano por parte de los entrenadores. 

Espera al autobús y ya no existían dos equipos que dentro de una hora se iban a enfrentar en la pista sino un grupo de chicos hablando y haciéndose bromas los unos a los otros, esto fue continuo durante la espera del inicio del partido hasta que nos metimos en el vestuario para explicar que esos amigos nos querían quitar la copa del tercer clasificado, las caras del día anterior habían desaparecido por otras de mayor seguridad y confianza, pero a los entrenadores no nos gustaba la predisposición, pero bueno salió bien y conseguimos llevarnos el partido.

Finalizado el mismo, la final y el partido all-Star llego el momento de mayor resplandor en las caras de nuestros pequeños protagonistas de esta historia, la excitación se notaba, las ganas de que Oriol (cicerón nuestro durante toda nuestra estancia) nombrase el nombre de GT 2002, para ir a por la copa y a por la medalla y poder colgársela al cuello con toda la ilusión posible, llegó ese momento y se convirtió en algo mágico para ellos.

Final de la entrega de medallas y corriendo hacia los coches para ponernos rumbo de nuevo hacia nuestra ciudad, llegada sin más imprevistos y lo dicho conquistada la tierra prometida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada